Dios le Habla.



En una o en dos maneras habla Dios; pero el hombre no entiende.Job 33:14.
Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones.Hebreos 3:7-8.
Durante el terrible período de los Jemeres Rojos en Camboya (1975-1978), Song tuvo que huir de su país para escapar del genocidio y refugiarse en Tailandia. De sus veinticinco compañeros que viajaban hacia el exilio, sólo siete lo consiguieron, después de haber sobrevivido a condiciones inauditas. Todos los demás fueron asesinados o murieron en el camino.
Song vivió cuatro años en un campamento de refugiados en Tailandia. Allí fue puesto en contacto con el Evangelio por medio de unos misioneros. Durante tres años rehusó con vehemencia todo lo concerniente a la fe cristiana, al punto que la primera Biblia que recibió le sirvió para envolver cigarrillos.
Sin embargo, Dios le habló por segunda vez: algunos meses más tarde se le dio una segunda Biblia. Esta vez decidió leerla de principio a fin, y Dios tocó su conciencia. La poderosa Palabra de Dios, que es como “martillo que quebranta la piedra” (Jeremías 23:29), venció su violenta oposición. Cuando volvió a Camboya, Song puso su vida al servicio del Señor y se ocupó en dar a conocer a Aquel que lo salvó tan maravillosamente.
¿Cuántas veces le ha hablado Dios a usted, lector, sea mediante un versículo de la Biblia, por el testimonio de uno de los suyos o mediante una circunstancia particular de su vida?
¡Que cada uno de nuestros lectores oiga la voz de Dios y la reciba en su corazón!
Share:

Juan 6: 68-69

Juan 6: 68-69