Dos «katiushas» lanzados desde el Sinaí caen en Aqaba


Netanyahu rechaza detener la colonización de Jerusalén Este
Dos «katiushas» lanzados desde el Sinaí caen en Aqaba
AFP Un niño con la enseña palestina, ayer en Cisjordania
Viernes , 23-04-10
Israel investiga la procedencia de dos cohetes «katiusha» que fueron disparados el miércoles por la noche, al parecer contra la ciudad portuaria de Eilat, y que impactaron sin causar daños en la vecina localidad jordana de Aqaba y en el Mar Rojo. De acuerdo con fuentes de Defensa israelíes, la autoría del lanzamiento podría corresponder a células terroristas en el Sinaí, si bien las autoridades egipcias y la existencia de «grupos extremistas en la zona».
El ministro de Estado para Información de Jordania, Nabil al-Shareef, se apresuró a subrayar que «no hay nada que indique» que el disparo se produjera desde su país, en referencia a Aqaba, que en 2005 ya fue utilizada como base por Al Qaida para atacar el aeropuerto de Eilat.
El incidente -no reivindicado por ninguna organización al cierre de esta edición-, enrarece aún más el clima de seguridad en el sur de Israel, cuyo Gobierno apremió hace diez días a sus ciudadanos a salir del Sinaí en virtud de informaciones de inteligencia que anunciaban un intento de secuestro. Sin que se haya confirmado relación con estos hechos, el Rey de Jordania volaba ayer a la ciudad de Sharm el-Sheikh para reunirse con el líder egipcio, Hosni Mubarak.
Amenaza de guerra
En una reciente entrevista concedida en EE.UU, el monarca hachemí advertía este mes de un «alto riesgo de confrontación», y de la amenaza de guerra si las negociaciones entre Israel y los palestinos no se reanudan. Abdalá II ponía como fecha límite julio, cuando los países árabes moderados debatirá la retirada de la llamada «iniciativa árabe de paz», que ofrece a Israel normalización de relaciones a cambio de volver a las fronteras anteriores a 1967.
El enviado de Barack Obama, George Mitchell, aterrizaba anoche en Tel Aviv dispuesto a reintentar el lanzamiento de esas negociaciones, frenadas el pasado marzo cuando Israel anunció un plan para construir 1.600 viviendas en una colonia judía de Jerusalén Este. Según el diario «Haaretz», el primer ministro Benjamin Netanyahu ha rechazado ya formalmente la exigencia de Obama de congelar la construcción en la parte árabe de la ciudad, pero habría aceptado otras demandas que podrían reanudar el diálogo.
Share:

Juan 6: 68-69

Juan 6: 68-69