EL CONTAGIO EUROPEO

negocios.jpgimages.jpg

En los postreros días dice Jehová haré temblar las economías de las naciones y el efecto "dominó" ¡ya empezó! Ninguna nación podrá resistir y soportar los efectos económicos con tragedias de desempleo y hambres. La cuarta bestia o reino mundial preparando la plataforma del anticristo a un mundo en caos. La crisis financiera es el escenario económico perfecto para que entre ese líder carismático "anticristo" que "solucionará temporalmente la crisis", tomará el poder MUNDIAL por SORPRESA con halagos, lisonjas y se engrandecerá sobre todo, colmará con honores y recompensas a los que le reconozcan, por PRECIO repartirá la tierra. Se entenderá con los que ABANDONEN el pacto Sempiterno en Israel para el pacto de PAZ Y SEGURIDAD y dar inicio a la semana 70, sin su marca "666" NADIE podrá comprar y vender en la gran tribulación. Iglesia DESPIERTA tu que duermes, esperamos a CRISTO en LAS NUBES, no al anticristo en la tierra.



Las cosas en Europa no están en un excelente momento. La crisis tocó a fondo a Grecia y España, Portugal e Irlanda que han registrado fuertes presiones fiscales y crediticias. Y aunque se anunciaron medidas para frenar las caídas, los resultados aún no se han visto y algunos sectores temen que la crisis europea tenga efectos en el mundo y el lento crecimiento que algunas economías han venido registrando se vaya a pique.
Para los analistas económicos, está claro que la situación de Europa no sólo incumbe a la región, sino que tiene un efecto global, que por supuesto incluye a Colombia.

Efecto dominóPara los investigadores económicos de Corficolombiana, los problemas actuales que agobian a la zona euro, especialmente a países con fuertes presiones fiscales y crediticias (Grecia, España, Portugal e Irlanda), han traído un aumento sustancial en la aversión al riesgo global. El gran paquete de ayuda por 750 mil millones de euros ha ayudado a contener algunos riesgos en el corto plazo pero ahora la preocupación se ha centrado en los efectos negativos sobre el crecimiento de la región como resultado de los fuertes recortes fiscales que se deberán implementar.
"Asumiendo que las ayudas anunciadas tienen éxito en focalizar el problema en la zona euro, un periodo extendido de muy bajo crecimiento en esa región podría tener efectos negativos en el crecimiento global, incluyendo el de Colombia. Los principales canales de transmisión de un pobre crecimiento de la zona euro son: comercio exterior, flujos de capital, flujos de remesas, y el sistema financiero", anotaron los analistas.
Sin embargo, en su opinión, tras analizar la situación de cada uno de estos canales, creen que la economía colombiana presenta menores niveles de vulnerabilidad con respecto al pasado y se encuentra mejor preparada para afrontar una recaída en el crecimiento económico de Europa, así como un nuevo deterioro en la disponibilidad del crédito.
"Lo anterior no excluye un aumento en la volatilidad de los mercados accionario, de renta fija y cambiario, mientras se mantenga la incertidumbre", anotaron.
Para Corficolombiana, en cuanto a la exposición de la economía colombiana al sector externo a través del crédito, el impacto también sería relativamente moderado. "En primer lugar, la deuda externa como porcentaje del PIB de Colombia se ha reducido sustancialmente durante los últimos años, al pasar de 41.5 por ciento del PIB en 2003 a 23 por ciento al finalizar
2009. En particular, la deuda externa del sector privado tan sólo asciende a 7.2 por ciento del PIB a finales de 2009, mientras que en países con mayor calificación crediticia en la región como Chile y México ésta alcanza niveles de 26 por ciento y 13 por ciento del PIB, respectivamente. Adicionalmente, el nivel de reservas internacionales se encuentra en el más alto de toda la historia (26 mil millones de dólares) y el Gobierno tiene acceso inmediato a una línea de crédito flexible del FMI por 3.5 mil millones de dólares hasta mayo de 2011, la cual no tiene ningún tipo de condicionalidad. Estos montos reducirían la vulnerabilidad de la economía ante una escasez de crédito externo como resultado de un sector bancario europeo deprimido", anotaron.
Sobre lo que sí habría cierto efecto, aseguran, es en las remesas de los trabajadores, que sí podrían verse seriamente afectadas por un periodo extendido de bajo crecimiento y de altas tasas de desempleo en la zona euro.
Para los investigadores de la entidad, las remesas internacionales, que cayeron 17.7 por ciento en 2010 con respecto a 2009, se verían afectadas por la caída en la actividad de sectores intensivos en mano de obra, especialmente en España, país con la tasa más alta de desempleo en la zona euro (20 por ciento) y principal origen de las remesas a Colombia (37.2 por ciento del total). "La difícil situación fiscal que afronta España hará más prolongado el problema de empleo y crecimiento económico, lo que hará poco probable que haya un aumento en este rubro durante 2010", agregaron.
Por su parte, para los investigadores de Bancolombia, la preocupación por la participación en el crédito privado de Latinoamérica por parte de la banca europea, (española principalmente), ha sido el canal de transmisión más directo de la crisis de Europa en la región.
"La menor dependencia de Colombia y Perú y la más importante en México, Chile y Brasil, parecen justificar una apreciación del peso colombiano de 1.94 por ciento frente al peso mexicano, de 3.12 por ciento frente al peso chileno y de 2.69 por ciento frente al real brasilero, así como la depreciación de 2.27 por ciento respecto al sol peruano, en lo que va del mes de mayo. Sin embargo, el contagio en las primas de riesgo soberano ha sido uniforme, sin mayor diferenciación en la región, y ha obedecido a la caída en los precios de las materias primas en el mes. El desempeño del euro no ha sido un indicador líder para el movimiento en los mercados colombianos en 2010, puesto que la moneda colombiana está estrechamente ligada al desempeño de la bolsa en EE.UU. El mayor apetito de renta fija, superior al apetito por renta variable, se ha centrado en más bajas duraciones, dando como resultado una mayor desvalorización en la curva de TES de la parte larga", anotaron.
El problema, más focalizado, en opinión de los analistas de la entidad financiera, tiene sus propias consecuencias.
"Si hablamos de específicamente los lugares donde están en graves aprietos, las calificadoras consideran que la única crisis puramente fiscal es la de Grecia, en la medida en que desde 1995 este país ha presentado un déficit recurrente en la cuenta corriente, explicado en gran medida por el abultado déficit fiscal. La situación empeoró aún cuando hubo crecimiento porque se mantuvo una postura procíclica. Sin embargo, en el caso de Portugal e Irlanda, así como un poco más moderado en el de España, preocupa el alto nivel de endeudamiento de los hogares y las empresas. Bien sea por la exposición de la banca europea al sector público o al sector privado de estos países, los mercados monetarios se han tensionado, reflejando una prima de riesgo de solvencia financiera. La volatilidad se ha situado en los niveles observados en la crisis rusa de 1998 y similares a los de marzo de 2009", explicaron.
Para Asobancaria, el problema más grave generado por crisis Europea es una posible recaída de la economía mundial.
Para Daniel Castellanos, vicepresidente Económico de Asobancaria, en lo corrido de 2010 las perspectivas de la recuperación mundial han mejorado, Sin embargo, recientemente surgió un temor creciente sobre la solvencia fiscal de algunas economías europeas –Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España–, que amenaza la calma en los mercados. "Si alguna de ellas incurre en una moratoria de su deuda pública, por la elevada exposición de los bancos europeos, perturbará la estabilidad financiera en Europa y frenará su lenta recuperación. Si ocurre un contagio extendido al resto del mundo, puede precipitarse otra crisis financiera que, en caso extremo, trocaría la recuperación mundial en una recesión de doble caída, a la manera de una W".
Lo cierto es que el mundo deberá tener calma, esperar y comenzar a generar planes alternos que eviten que el contagio sea de niveles de epidemia, sino que simplemente la crisis Europea pueda impactar al mundo como un simple resfriado.
Redacción el nuevo día
Share:

Juan 6: 68-69

Juan 6: 68-69