Obama preocupado por envío de armas iraníes a Hizboláh


El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunió por primera vez con el primer ministro libanés, Saad Hariri, con quien habló del suministro de armas iraníes a la organización terrorista Hizboláh, que Washington ha denunciado insistentemente.
Hariri (der. en la foto, con el líder de Hizboláh, Hassan Nassralah), que llegó al poder a finales de 2009, mantuvo una apretada agenda de reuniones con altos funcionarios en Washington, algunas de ellas relacionadas con la Presidencia de turno que el Líbano mantiene este mes en el Consejo de Seguridad de la ONU, embarcado actualmente en las negociaciones sobre un texto de resolución para aprobar una cuarta ronda de sanciones contra Irán.
En el encuentro, el presidente estadounidense felicitó a Hariri por su liderazgo y por su esfuerzo en mantener el legado de su padre, el ex primer ministro Rafik Hariri, asesinado hace cinco años con un coche bomba en la capital del país.
Los dos mandatarios aprovecharon el encuentro para reafirmar su compromiso en "fortalecer la soberanía e independencia del Líbano", y a continuar con la alianza "a largo plazo" que mantienen los dos países.
Ambos repasaron los avances en temas bilaterales y de la región, como las negociaciones de paz en Oriente Medio y la implementación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU relacionadas con el acuerdo de paz que puso fin a la guerra entre el Líbano e Israel en 2006, y con la delimitación de sus fronteras.
Obama, no obstante, aprovechó la reunión para sacar el tema del suministro de armas a Hizboláh, que Estados Unidos e Israel atribuyen a Siria y a Irán.
Según el comunicado de la reunión difundido por la Casa Blanca, Obama hizo hincapié "en la importancia" de asegurarse de que Irán "cumpla con lo establecido en los tratados internacionales de no proliferación, y en la amenaza que supone la transferencia de armas al Líbano", lo que viola las resoluciones del Consejo de Segurida
d
Share:

Juan 6: 68-69

Juan 6: 68-69