Científicos israelíes diseñan baterías que trabajan con patatas cocidas





Tel Aviv, 25 de junio, RIA Novosti. Investigadores israelíes anunciaron la creación de una batería eléctrica a base de patatas cocidas que promueven como una solución asequible y eficaz para los países subdesarrollados.
Yissum Research Development Co, empresa afiliada de la Universidad Hebrea de Jerusalén, afirma en su página web que la "electricidad de la patata" resulta entre 5 y 50 veces más barata que la de las pilas tradicionales, y permite un ahorro al menos 6 veces mayor que las lámparas de queroseno.
"La posibilidad de asegurarse electricidad con la ayuda de unas fuentes así de sencillas y naturales es muy valiosa para millones de personas del tercer mundo. Esta tecnología podría literalmente llevar la luz y la comunicación a las zonas que actualmente carecen de infraestructura eléctrica", aseveró Yaacov Michlin, un directivo de la compañía.
Los responsables del invento consideran como sus clientes potenciales a 1.600 millones de personas, casi un tercio de la población de los países subdesarrollados.
Los principales componentes de la nueva batería son electrodos de cinc y de cobre y un trozo de patata. Los científicos descubrieron que cocer la patata antes de usarla en la electrólisis aumenta 10 veces la potencia del dispositivo.
Las baterías a base de patatas cocidas duran días e incluso semanas, afirman sus inventores.
La patata se cultiva en 130 países de climatología muy diversa, lo cual hace que sea disponible todo el año casi en cualquier lugar del mundo, señala la empresa israelí, que promete ceder su tecnología gratis a las regiones económicamente más deprimidas.
Share:

Juan 6: 68-69

Juan 6: 68-69