El no murió por mis virtudes


.
Si tengo la tan llamada "auto-estima" baja, NO necesito que me digan cuanto valgo ni repetírmelo día tras día hasta creerlo. Todo lo que necesito es saber que yo NO puedo, pero que con EL sí. "Todo lo puedo en CRISTO que me fortalece". No valgo por lo que tengo ni por lo que soy por mi mismo. Tengo un precio incalculable porque soy HIJO DE DIOS. ¿Que más valor necesito?.

Y si no me siento valorado o amado es porque no creo en lo que Jesús hizo por mí. El no entregó su vida por mis cualidades, ni mi inteligencia, bondad o grandes dones. EL ENTREGO SU VIDA POR MIS PECADOS. Solo porque me amó SIN MERECERLO. Me ama y listo. Dios me hizo su hijo por GRACIA. Listo. Favor inmerecido. No lo merecía. No me prediquen más las mentiras del mismo diablo de cuanto valgo y todo lo que puedo hacer. Miren el mundo como está. El hombre solo logra destruirse a sí mismo. Yo sin Dios, igual que tú, no valgo NADA. Pero él me amó y se "entregó por mí". Ja. ¿Necesito algo más que esto?

Psicólogos supuestamente "cristianos", motivadores, expertos en mercadeo eclesiástico: No intenten más llenarnos la cabeza con lo importantes que somos y todo el potencial que tenemos para levantar nuestra autoestima. EL NO MURIO POR MIS VIRTUDES, EL MURIO POR MIS PECADOS. Y eso lo hace GRANDE a EL y pequeño a mí. Esa es mi victoria. Ese es mi gozo. Ese es el amor que llena todo mi ser. Que el me amó sin que yo lo merezca en lo más mínimo, y ahora estoy completo en EL.

Repito: NO MURIO POR MIS VIRTUDES, MURIO POR MIS PECADOS.
Share:

Juan 6: 68-69

Juan 6: 68-69