¿Y Tus Promesas?

Siempre en medio de la aflicción y situaciones adversas de nuestra vida, nosotros le prometemos a Dios muchas cosas, y hablamos con mucha ligereza, pero..

Dios te pregunta hoy, ¿Dónde está aquello que me prometiste en tu prueba o en tu aposento; que si yo te ayudaba, que si yo te sacaba de esa situación, que si te libraba de ese vicio, que si pasabas esa clase, si te devolvía a tu mujer? Yo he cumplido ¿y tú?

¿Qué es una promesa?Expresión de la voluntad propia de dar o hacer algo, es algo que sale por iniciativa de la persona que la dice, en la que la persona se obliga a si misma de palabra a hacer o cumplir algo.
Heb. Decidir, decisión propia, prometer, vanagloriar
Gr. Seguridad divina de algo, afirmar algo respecto a uno mismo.


La promesa muchas veces lleva vanagloria, ya que las hacemos públicamente, estamos seguros en el momento de que le cumpliremos a Dios, pero Dios no es un Dios que se complace en la necedad, y el no va a aceptar tus medias promesas, si tu prometes asegúrate de que vas a cumplir. Nadie te obliga a prometer, eres tú mismo quien decide ofrecerle a Dios algo, el no te lo está pidiendo, tú mismo, de tu propia voluntad, lo ofreces.

Dios no es mentiroso, y cuando él te promete algo, el jura por sí mismo, y el no miente.
“Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta.” Números 23:19, “De ninguna manera; antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso; como está escrito: Para que seas justificado en tus palabras, Y venzas cuando fueres juzgado.” Romanos 3:4

La credibilidad tuya está en juego cuando tu prometes, y Dios va permitir que a causa de tu propia vanagloria (causa por la cual muchas veces prometes) seas avergonzado.

Voto: promesa del hombre hecha a Dios
“Cuando fueres a la casa de Dios, guarda tu pie; y acércate más para oír que para ofrecer el sacrificio de los necios; porque no saben que hacen mal. No te des prisa con tu boca, ni tu corazón se apresure a proferir palabra delante de Dios; porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras. Porque de la mucha ocupación viene el sueño, y de la multitud de las palabras la voz del necio. Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes.
Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas. No dejes que tu boca te haga pecar, ni digas delante del ángel, que fue ignorancia. ¿Por qué harás que Dios se enoje a causa de tu voz, y que destruya la obra de tus manos?” Eclesiastés 5:1-6

V1. Cuando fueres a la casa de Dios, guarda tu pie; y acércate más para oír que para ofrecer el sacrificio de los necios; porque no saben que hacen mal.
Cuando vayas a la iglesia o tu aposento o a cualquier lugar donde invoques la presencia de Dios, ten cuidado de lo que dices, no seas ligero para hablar, cuida tus palabras, no hagas lo que hacen los necios.
Necio = tonto, bobo, insensato, fatuo, engreído, débil mental, estúpido, falto de juicio.
Acércate a la casa de Dios para oír mas lo que él te diga, que para decir palabrería de parte tuya, muchos dicen cualquier cantidad de cosas y no tienen conciencia de que hacen mal, porque son engreídos, tontos, estúpidos; hoy Dios te quiere sacar de la ignorancia; “Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio.”


V2. . No te des prisa con tu boca, ni tu corazón se apresure a proferir palabra delante de Dios; porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras.
Ten cuidado no pienses en prometerle a Dios nada, no te obligues a ti mismo a cumplir, Dios está en los cielos, el hace todo tipo de juicio, mejor cállate y permanece oyendo las instrucciones de él.
En medio de las pruebas es muy típico que muchos comiencen a decirle a dios que si el te saca de ahí tu harás algo, ten cuidado Dios está oyendo incluso las proposiciones de tu corazón
Piensa bien, lo que dices. Dios conoce tus más profundas pensamientos, y muchas veces tú te comprometes con el Dios todo poderoso, no seas ligero de boca.
¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos. Salmos 19:12; nosotros somos ignorantes y Dios no se complace en que le prometas cosas que no vas a cumplir.
Debido a que él no quiere insensatez, el mismo dice; “Ni por tu cabeza jurarás, porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello. Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede.” Mateo 5:36-37; Si vas a prometer algo, hazlo, no falles, por eso piensa bien antes de decirle a Dios que vas a hacer algo.

Muchos se acercan y le dicen a Dios: si paso la clase, yo te prometo, estudiar más”, y no lo haces; “si mi mujer regresa, nunca le volveré a pegar”, y le pegas de nuevo; “si me das trabajo, te voy a diezmar” y no diezmas.
Hermano, tú eres embajador de Dios, tu palabra debe valer. No puedes estar actuando como un incrédulo que promete y no cumple nada. Debes ser un hombre de palabra. NO SEAS MENTIROSO!
“Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.” Juan 8:44; cuando tu andas prometiendo y no cumples, te pareces a Satanás, el cual es el padre de toda mentira, no le mientas a Dios, porque no podrás, te estás engañando a ti mismo.

V3. Porque de la mucha ocupación viene el sueño, y de la multitud de las palabras la voz del necio.Por favor, cállate, se sabio, no hables de mas. Si tuvieras a un rey frente a ti, tu no tomarías la palabra y comenzarías a decir cualquier cantidad de tonterías, ¿Por qué piensas que Dios si te va aceptar esas cosas? “En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente.” Proverbios 10:19

V4. Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes.
Muchos piensan que faltar a sus promesas hechas a Dios no tiene consecuencia, pero si tienen; Dios sigue esperando que tu le cumplas esas promesas; acuérdate de ellas.
“Cuando alguno hiciere voto a Jehová, o hiciere juramento ligando su alma con obligación, no quebrantará su palabra; hará conforme a todo lo que salió de su boca” Números 30:2; cuando tu le prometes a Dios tu ligas tu propia vida, tu alma. Y debes hacer conforme a cómo has dicho en tu corazón y con tus labios

“Cuando haces voto a Jehová tú Dios, no tardes en pagarlo; porque ciertamente lo demandará Jehová tu Dios de ti, y sería pecado en ti. Más cuando te abstengas de prometer, no habrá en ti pecado. Pero lo que hubiere salido de tus labios, lo guardarás y lo cumplirás, conforme lo prometiste a Jehová tu Dios, pagando la ofrenda voluntaria que prometiste con tu boca.” Deuteronomio 23:21-23
Dios te va a demandar y va indagar porque no has cumplido y te recordara que tienes deudas pendientes con él.

V5. Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas.
Si tu prometes algo a alguien, cumple, tu reputación como hijo de Dios está en juego.
Jesús si cumple; el dijo: “aunque tú seas infiel, yo permaneceré fiel”
“Yo no tengo complacencia en vosotros, dice Jehová de los ejércitos, ni de vuestra mano aceptaré ofrenda.” Malaquías 1:10b
“Y vosotros lo habéis profanado cuando decís: Inmunda es la mesa de Jehová, y cuando decís que su alimento es despreciable. Habéis además dicho: ¡OH, QUÉ FASTIDIO ES ESTO! Y ME DESPRECIÁIS, dice Jehová de los ejércitos; y trajisteis lo hurtado, o cojo, o enfermo, y presentasteis ofrenda. ¿Aceptaré yo eso de vuestra mano? DICE JEHOVÁ. MALDITO EL QUE ENGAÑA, el que teniendo machos en su rebaño, PROMETE, Y SACRIFICA a Jehová lo dañado. Porque yo soy Gran Rey, dice Jehová de los ejércitos, y mi nombre es temible entre las naciones.” Malaquías 1:12-14

Maldito el que promete lo mejor y da lo peor, Dios sabe que puedes cumplir, pero no quieres, o se te olvida, piensas que Dios es poca cosa; NO TE EQUIVOQUES
“El Señor todopoderoso dice a los sacerdotes: "Los hijos honran a sus padres, y los criados respetan a sus amos. Pues si yo soy el Padre de ustedes, ¿por qué ustedes no me honran? Si soy su Amo, ¿por qué no me respetan? Ustedes me desprecian, y dicen todavía: '¿En qué te hemos despreciado?' Ustedes traen a mi altar pan indigno, y preguntan todavía: '¿En qué te ofendemos?' Ustedes me ofenden cuando piensan que mí altar puede ser despreciado y que no hay nada malo en ofrecerme animales ciegos, cojos o enfermos." ¡Vayan, pues, y llévenselos a sus gobernantes!¡Vean si ellos les aceptan con gusto el regalo!” Malaquías 1:6-8

Yo te pregunto, porque pues, no le das esas medias promesas a tu esposa, a tu novia, a tu jefe, a tu presidente, a tu padres?? Porque a ellos si los honras y si les cumples y a Dios no?? Es acaso Dios menos que todos ellos?? Porque le das a él tu desperdicio??

V6. No dejes que tu boca te haga pecar, ni digas delante del ángel, que fue ignorancia. ¿Por qué harás que Dios se enoje a causa de tu voz, y que destruya la obra de tus manos?
Muchos pierden aquella bendición de Dios, por no cumplir, y esa mujer que se te devolvió a causa de tu desobediencia la pierdes, ese trabajo que pediste te termina consumiendo..
Hermano, Dios no está jugando, el no es un juguete!! El es DIOS, no se te olvide eso..

Yo te invito hoy a que recuerdes todas aquellas promesas, y hoy que Dios te ha sacado de la ignorancia, entonces retoma tus promesas y comienza a cumplir. Tu bendición vendrá, pues, cumple..


Descargar Mensaje en audio
¿Y tus Promesas? - Pastor Oscar Vivas
Share:

Juan 6: 68-69

Juan 6: 68-69