EE. UU. dificulta el suministro de gasolina y de capitales a Irán

El Congreso aprueba la ley de sanciones contra el armamento nuclear iraní. Penaliza a las compañías proveedoras de gasolina y a los bancos con negocios relacionados con el programa nuclear

AfP
Obama, durante la firma de la ley de sanciones a Irán
El presidente de EE. UU., Barack Obama, ha firmado hoy una ley de sanciones, unilateral, para frenar el programa de armas nucleares iraní; ya que las advertencias, avisos y amenazas de la ONU no han conseguido pararlo. Las sanciones aprobadas por el Congreso se sostienen en dos pilares: el sector financiero y el de energía. La norma dificultará a Irán, uno de los principales exportadores de crudo, poder comprar petróleo refinado, así como importar útiles para modernizar su sector petrolífero y de gas natural.
La ley penaliza a la compañías que provean de gasolina al país persa, así como a las empresas financieras que realicen transacciones financieras relacionadas con el programa nuclear de Irán, con la Guardia Revolucionaria iraní o con el terrorismo. Asimismo, las empresas que quieran conseguir contratos con el Gobierno de EEUU tendrán que demostrar que no llevan a cabo negocios con el régimen de Teherán.
"Estamos aumentando la presión contra el Gobierno iraní por su fracaso en cumplir sus obligaciones internacionales" e insistir en enriquecer uranio, pese a las alternativas que le han presentado los negociadores mundiales, indicó Obama. Otros países, como Australia y Canadá, además de la Unión Europea, han presentado o planean presentar su propio programa de sanciones, según recordó el presidente estadounidense.
"Estamos mostrando al Gobierno iraní que sus actos tienen consecuencias", subrayó. Si Irán continúa su desafío a la comunidad internacional, "la presión seguirá aumentando y su aislamiento seguirá profundizándose". Según Obama, "que no haya duda: EEUU y la comunidad internacional están decididos a impedir que Irán pueda adquirir armamento nuclear".
La promulgación de las sanciones llega después de que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobara en junio una nueva resolución con sanciones al programa nuclear iraní. EEUU acusa a Teherán de quererse procurar un arma nuclear mediante su programa atómico, mientras que la República Islámica asegura que estas actividades tienen fines pacíficos.
Share:

Juan 6: 68-69

Juan 6: 68-69