El Evangelio es poder de Dios para Salvación


“Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego”.

Romanos 1: 16

Recuerdo el primer día que lleve una Biblia a la Iglesia, como todo nuevo creyente no estaba acostumbrado a cargar una Biblia conmigo, mas aun cuando todavía no era cristiano, ese día lleve por primera vez la Biblia a un Iglesia y fue el día en que me encontré con Cristo.

Sinceramente el cargar la Biblia me era un poco penoso, pues yo mismo tenía el concepto de que aquellos que andaban con la Biblia en la calle eran locos.

Ahora a muchos años de ese episodio me puedo dar cuenta que equivocado estaba, pues después de haber leído la Palabra de Dios durante mas de una decada he podido llegar a la conclusión de que no hay otro libro que encierre tantas verdades como la Biblia, un libro que no solo encierra verdades, sino que da vida a nuestro espíritu y confianza a nuestra alma.

Durante estos años he podido ser testigo de cómo muchos se han avergonzado de andar con su Biblia, de cómo muchos se han avergonzado de llamarse cristianos o peor aun de cómo muchos se han avergonzado de contar que asisten a una Iglesia.

Con toda libertad te puedo decir que el evangelio no es vergüenza, al contrario es gloria para aquel que vive una vida de fe, pues encontrara la gloria eterna para su alma. Lastimosamente no todos pensamos de la misma forma, pero yo me pregunto y te pregunto también a ti: ¿Por qué avergonzarnos del evangelio?

¿Realmente habrá alguna razón valedera por la cual se justifique el hecho de avergonzarte del evangelio?, ¿Por qué entonces avergonzarme de El?

Cuando tu te avergüenzas del evangelio te estas avergonzando de Cristo, del sacrificio que el un día hizo para perdonarte los pecados, te avergüenzas de todo lo que El ha hecho en tu vida y en pocas palabras estas negando tu fe.

Pablo declaraba a los cuatro vientos: “No me avergüenzo del evangelio”, pero ¿Sabias que existía una razón fuerte por la que el declaraba estas palabras?, una razón que no puede ser cuestionada por ninguna persona que sea sabia y tenga el conocimiento del Señor. Esta razón era: LA SALVACION.

El decía que no se avergonzaba porque el evangelio “es poder de Dios para salvación”, ¿Qué mayor razón para sentirse orgullo del evangelio y no avergonzarte?, ahora te pregunto: ¿Te avergonzarías de salvar tu vida?, ¿te avergonzarías de no haber entrado al infierno porque Cristo salvo tu vida?, ¿Te avergonzarías de no haberte quedado en el rapto de la Iglesia?, ¡CLARO QUE NO!, nadie en sus cinco sentidos de avergonzaría de tales cosas.

Ahora bien, cuando tu te avergüenzas del evangelio, te avergüenzas de todos sus beneficios y yo creo que no quieres que eso pase, no limites el evangelio solo a un modelo de vida exterior, sino que también ponte a pensar que es algo muy personal que solo el Señor y tu conocen.

Amigo mío, Dios quiere que nos sintamos orgullosos de ser hijos suyos, de participar y ser parte del cuerpo de Cristo, El quiere que nunca nos sintamos avergonzados de lo que hacemos por El, al contrario quiere que nos sintamos orgullosos de haber aportado nuestro granito de arena para conformar el reino de Dios.

Es hora de darnos cuenta que el evangelio es un tesoro de salvación que Dios nos ha querido heredar, nosotros somos administradores de ese tesoro y como administradores tenemos que poner el mayor empeño posible para hacer que ese tesoro sea el mas valioso sobre la faz de la tierra.

¿Te sientes orgulloso de ser cristiano?,

Yo si

Share:

Juan 6: 68-69

Juan 6: 68-69