¿Hacia la Tercera Guerra? El Rol de Israel en el Ataque a Irán

Segunda Parte: La Hoja de Ruta Militar


El almacenamiento y el despliegue de sistemas avanzados de armas contra Irán comenzó en la inmediata vigilia tras los bombardeos e invasión de Irak en 2003. Desde el principio, estos planes de guerra fueron encabezados por Estados Unidos, en colaboración con la OTAN e Israel.
Tras la invasión de Irak en 2003, la Administración Bush identificó a Irán y Siria como la siguiente etapa de la "hoja de ruta hacia la guerra". Fuentes militares estadounidenses dieron a entender que un ataque aéreo contra Irán podría implicar un despliegue a gran escala comparable al "shock and awe" [dominio rápido] de los bombardeos estadounidenses sobre Irak en marzo de 2003:
"Ataques aéreos estadounidenses contra Irán excederían ampliamente el alcance del ataque israelí de 1981, al centro nuclear de Osiraq en Irak, y se parecerán más a los primeros días de la campaña aérea contra Irak en 2003. (Ver: GlobalSecurity)

"Teatro Iraní a Corto Plazo"

Nombrado en código por los planificadores militares estadounidenses como TIRANNT, "Teatro Iraní a Corto Plazo", las simulacros de ataque contra Irán se iniciaron en mayo de 2003 "cuando los modeladores y especialistas de inteligencia reunieron los datos necesarios para el análisis de escenarios a nivel de teatro (es decir, a gran escala) para Irán." (William Arkin, Washington Post, 16 de abril de 2006).
Los escenarios identificaron varios miles de objetivos dentro de Irán como parte de una Blitzkrieg de “Shock and Awe":
"El análisis, llamado TIRANNT, por "Teatro Iraní a Corto Plazo", iba acompañado de un escenario simulado de una invasión del Cuerpo de Marines y un simulacro de las fuerzas misilísticas iraníes. Planificadores estadounidenses y británicos llevó a cabo un juego de guerra en el Mar Caspio a la misma hora. Y Bush le ordenó elaborar al Comando Estratégico de los Estados Unidos un plan global de guerra para un ataque contra el armamento de destrucción masiva iraní. Todo esto en última instancia, sería incluido en un nuevo plan de guerra para "grandes operaciones de combate" contra Irán que fuentes militares confirman ahora [abril de 2006] existe en forma de proyecto.
... Bajo TIRANNT, los planificadores el Ejército y el Comando Central de Estados Unidos han estado examinando escenarios de guerra contra Irán tanto a corto plazo como a varios años, incluyendo todos los aspectos de una gran operación de combate, desde la movilización y el despliegue de fuerzas hasta las operaciones de estabilidad de posguerra tras el cambio de régimen". (William Arkin, Washington Post, 16 de abril de 2006)
Diferentes “escenarios de teatro” para un ataque toda regla contra Irán habían sido contemplados: "El ejército, la marina, la fuerza aérea y los marines estadounidenses han elaborado planes de batalla y pasaron cuatro años construyendo bases y entrenándose para la "Operación Libertad Iraní". El Almirante Fallon, nuevo jefe del Comando Central de Estados Unidos, ha heredado planes computarizados bajo el nombre de TIRANNT (Teatro Iraní a Corto Plazo)." (New Statesman, 19 de febrero de 2007)
En 2004, basándose en los escenarios de guerra iniciales en virtud de TIRANNT, el vicepresidente Dick Cheney instruyó al USSTRATCOM para elaborar un "plan de contingencia" para una operación militar a gran escala contra Irán para ser empleada como respuesta a otro ataque terrorista tipo 9/11 en Estados Unidos "en la presunción de que el gobierno de Teherán estaría detrás de la trama terrorista. El plan incluía el uso de preventivo de armas nucleares contra un estado no-nuclear:
"El plan incluye un asalto aéreo a gran escala contra Irán empleando tanto armas convencionales como nucleares tácticas. Dentro de Irán hay más de 450 objetivos estratégicos principales, incluyendo numerosos sitios de desarrollo del presunto programa de armas nucleares. Muchos de los objetivos están fortificados o bajo tierra y no podrían ser eliminados por las armas convencionales, de ahí la opción nuclear. Al igual que en el caso de Irak, la respuesta no está condicionada a que Irán esté realmente involucrado en el acto de terrorismo dirigido contra Estados Unidos. Supuestamente varios altos oficiales de la Fuerza Aérea que participan en la planificación estarían consternados por las consecuencias de lo que están haciendo - de que Irán esté siendo preparado para un ataque nuclear sin provocación - pero nadie está dispuesto a dañar su carrera planteando alguna objeción." (Philip Giraldi, Deep Backgrown, The American Conservative, agosto de 2005)
La Hoja de Ruta Militar: "Primero Irak, después Irán"
La decisión de apuntar a Irán dentro de TIRANNT forma parte del proceso más amplio de planificación militar y secuenciación de las operaciones militares. Ya bajo la administración Clinton, el Comando Central de Estados Unidos (USCENTCOM) había formulado "planes en de teatros de guerra" para invadir a Irak primero y luego Irán. El acceso al petróleo del Medio Oriente fue el objetivo estratégico declarado:
"Los amplios intereses de seguridad nacional y objetivos expresados en la Estrategia de Seguridad Nacional del Presidente (NSS) y la Estrategia Militar Nacional del Presidente (NMS) forman la base de la estrategia de teatros de guerra del Comando Central de Estados Unidos. La NSS dirige la implementación de una estrategia de contención dual de los estados rebeldes de Irak e Irán, siempre y cuando estos estados representen una amenaza para los intereses estadounidenses y de otros estados de la región, y para sus propios ciudadanos. La contención dual está diseñada para mantener el equilibrio de poder en la región sin depender tanto de Irak e Irán. La estrategia de teatros del USCENTCOM está basada en los intereses y centrada en las amenazas. El propósito del compromiso de Estados Unidos, como se defiende en el NSS, es proteger los intereses vitales de Estados Unidos en la región – un acceso sin interrupciones al petróleo del Golfo para Estados Unidos y sus Aliados." (USCENTCOM, http://www.milnet.com/milnet/pentagon/centcom/chap1/stratgic.htm # USPolicy, el enlace ya no se encuentra activo)
La guerra contra Irán era vista como parte de una sucesión de operaciones militares. De acuerdo con el (ex) comandante de la OTAN, el General Wesley Clark, la hoja de ruta militar del Pentágono consiste en una secuencia de países: "[El] Plan de campaña de cinco años incluye]... un total de siete países, comenzando con Iraq, luego Siria, Líbano, Libia, Irán, Somalia y Sudán." En "Winning Modern Wars" (página 130), el General Clark declara lo siguiente:
"Mientras me retiraba del Pentágono en noviembre de 2001, uno de los oficiales experimentados tuvo tiempo para charlar. Sí, todavía estábamos en el camino para ir contra Irak, dijo. Pero había más. Esto se está debatiendo como parte de un plan de campaña de cinco años, dijo, y había un total de siete países, comenzando con Iraq, luego Siria, Líbano, Libia, Irán, Somalia y Sudán. (Ver: Secret 2001 Pentagon Plan to Attack Lebanon, Global Research , 23 de julio de 2006)
El Rol de Israel
Se ha debatido mucho sobre el papel de Israel en el inicio de un ataque contra Irán.
Israel es parte de una alianza militar. Tel Aviv no es un motor. No tiene una agenda militar separada y distinta.
Israel está integrado en el plan de guerra "para grandes operaciones de combate" contra Irán formulado en 2006 por el Comando Estratégico de EE.UU. (USSTRATCOM). En un contexto de operaciones militares a gran escala, una falta de coordinación de la acción militar unilateral de un socio de coalición, a saber, Israel, es desde un punto estratégico y militar, casi imposible. Israel es miembro de facto de la OTAN. Cualquier acción por parte de Israel requeriría una "luz verde" de Washington.
Un ataque de Israel podría, sin embargo, utilizarse como "el mecanismo detonante", que desencadenaría una guerra total contra Irán, así como represalias por parte de Irán contra Israel.
A este respecto, hay indicios de que Washington podría considerar la posibilidad de un ataque inicial de Israel (apoyado por Estados Unidos) en lugar de una operación militar pura y dura liderada por Estados Unidos contra Irán. El ataque israelí - aunque dirigido en estrecha colaboración con el Pentágono y la OTAN - será presentado a la opinión pública como una decisión unilateral de Tel Aviv. Luego sería utilizado por Washington para justificar, ante los ojos de la opinión mundial, una intervención militar de Estados Unidos y la OTAN con el fin de "defender a Israel", en lugar de atacar a Irán. Con los actuales acuerdos de cooperación militar, tanto Estados Unidos como la OTAN serían "obligados" a "defender a Israel" contra Irán y Siria.
Vale la pena señalar, a este respecto, que, al inicio del segundo mandato de Bush, el (ex) vicepresidente Dick Cheney insinuó, en términos muy claros, de que Irán estaba "justo en la parte superior de la lista" de "enemigos rebeldes" de Estados Unidos, y que Israel, por así decirlo, "estaría haciendo el bombardeo por nosotros", sin participación militar de Estados Unidos y sin nosotros ejerciendo presión sobre ellos "para hacerlo" (Ver Michel Chossudovsky, Planned US-Israeli Attack on Iran, Global Research, 1 de mayo 2005): Según Cheney:
"Una de las preocupaciones que tienen las personas es que Israel lo haga sin haber sido invitado... Teniendo en cuenta el hecho de que Irán tiene una política declarada donde su objetivo es la destrucción de Israel, los israelíes podrían decidir actuar primero y dejar que el resto del mundo se preocupe de limpiar el lío diplomático" (Dick Cheney, citado en una entrevista con MSNBC, enero de 2005)
Al comentar la afirmación del vicepresidente, el ex asesor de Seguridad Nacional, Zbigniew Brzezinski, en una entrevista con PBS, confirma con cierta aprensión, sí: Cheney quiere que el primer ministro Ariel Sharon actúe a nombre de Estados Unidos y "lo haga" por nosotros:
"Irán pienso que es más ambiguo. Y la cuestión no es ciertamente la tiranía: son las armas nucleares. Y hoy el vicepresidente en una especie de una extraña declaración paralela a la presente declaración de libertad dio a entender que los israelíes pueden hacerlo y de hecho utiliza un lenguaje que suena como una justificación o un aliento a que los israelíes lo hagan".
Con lo que estamos tratando es una operación militar conjunta de Estados Unidos, la OTAN e Israel para bombardear a Irán, que ha estado en la etapa de planificación activa desde 2004. Funcionarios del Departamento de Defensa, los gobiernos de Bush y Obama, han estado trabajando diligentemente con sus contrapartes israelíes militares y de inteligencia, identificando cuidadosamente los objetivos dentro de Irán. En términos militares prácticos, cualquier acción por parte de Israel tendría que ser planificada y coordinada al más alto nivel de la coalición liderada por Estados Unidos.
El ataque de Israel también requiere de acción coordinada y apoyo logístico de la OTAN y Estados Unidos, particularmente respecto de los sistemas de defensa aérea israelí, que desde enero de 2009 están totalmente integrado con los de Estados Unidos y la OTAN. (Ver: Michel Chossudovsky, Unusually Large U.S. Weapons Shipment to Israel: Are the US and Israel Planning a Broader Middle East War? Global Research, 11 de enero de 2009)
El sistema de radar de banda X israelí se instaló a principios de 2009 con el apoyo técnico de Estados Unidos "integran[do] las defensas misilísticas de Israel con el sistema global de detección de misiles [ubicado en el espacio], que incluye satélites, buques Aegis en el Mediterráneo, el Golfo Pérsico y el Mar Rojo , y Patriot radares e interceptores ubicados en tierra." (Defense Talk.com, 6 de enero 2009)
Lo que esto significa es que Washington es el que manda en última instancia. Estados Unidos, en vez de Israel, controla el sistema de defensa aérea: ''Este es y seguirá siendo un sistema de radar estadounidense", dijo el portavoz del Pentágono, Geoff Morrell. "Así que esto no es algo que estamos entregando o vendiendo a los israelíes y es algo que probablemente requerirá personal estadounidense en el lugar de operaciones. '" (Citado en Israel National News, 9 de enero 2009, énfasis añadido).
Los militares estadounidenses supervisan el sistema de defensa aérea israelí, que está integrado en el sistema global del Pentágono. En otras palabras, Israel no puede lanzar una guerra contra Irán sin el consentimiento de Washington. De ahí la importancia de la llamada legislación de "Luz Verde" en el Congreso, patrocinada por el Partido Republicano bajo la Resolución de la Cámara 1553, que apoya explícitamente un ataque israelí contra Irán:
"La medida introducida por el republicano de Texas, Louie Gohmert, y 46 de sus colegas, apoya el uso de Israel de "todos los medios necesarios" contra Irán, "incluyendo el uso de fuerza militar".... "Tenemos que hacer esto. Nosotros necesitamos demostrar nuestro apoyo a Israel. Tenemos que dejar de jugar con este aliado clave en un área tan difícil"." (Ver : Webster Tarpley, Fidel Castro Warns of Imminent Nuclear War; Admiral Mullen Threatens Iran; US-Israel Vs. Iran-Hezbollah Confrontation Builds On, Global Research, 10 de agosto 2010)
En la práctica, la legislación propuesta es una "luz verde" para la Casa Blanca y el Pentágono más que para Israel. Constituye un sello de goma para una guerra contra Irán patrocinado por Estados Unidos que utiliza a Israel como una conveniente plataforma de lanzamiento militar. También sirve como justificación para la guerra con el fin de defender a Israel.
En este contexto, Israel podría, en efecto proporcionar el pretexto para la guerra, en respuesta a supuestos ataques de Hamas o Hezbolá y/o el desencadenamiento de las hostilidades en la frontera de Israel con el Líbano. Lo que es crucial es que un "incidente" menor podría ser utilizado para desencadenar una operación militar contra Irán.
Los planificadores militares estadounidenses saben que Israel (en lugar de Estados Unidos) sería el primer blanco de represalia militar por parte de Irán. Hablando en términos generales, los israelíes podrían ser víctimas de las maquinaciones de Washington y su propio gobierno. Es, en este sentido, absolutamente crucial que los israelíes se opongan enérgicamente a cualquier acción de ataque a Irán por parte del gobierno de Netanyahu.

Guerra Global: El Papel del Comando Estratégico de Estados Unidos (USSTRATCOM)

Las operaciones militares globales son coordinadas por el Comando Estratégico de Estados Unidos (USSTRATCOM) con sede en la base Offutt de la Fuerza Aérea en Nebraska, en colaboración con los comandos regionales de los comandos de combate unificados (por ejemplo, Comando Central de Estados Unidos en la Florida, que es responsable de la región de Medio Oriente a Asia Central, ver el mapa), así como unidades de comando de la coalición en Israel, Turquía, el Golfo Pérsico y la base militar de Diego García en el Océano Índico. La planificación militar y toma de decisiones a nivel de país por los aliados individuales de Estados Unidos y la OTAN así como de los "países socios" es integrada en un diseño militar global, que incluye la militarización del espacio.
Bajo su nuevo mandato, el USSTRATCOM tiene la responsabilidad de "supervisar un plan de ataque global", que consta tanto de armas convencionales como nucleares. En la jerga militar, está destinado a desempeñar el papel de "un integrador global encargado de las misiones de Operaciones Espaciales, Operaciones de Información; Defensa de Misiles Integrada; Comando y Control Global, Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento; Ataques Globales, y Disuasión Estratégica. ..."
Las responsabilidades del USSTRATCOM incluyen: "liderar, planificar, y ejecutar operaciones de disuasión estratégica" a nivel global, "sincronizar planes y operaciones globales de defensa antimisiles", "sincronizar planes regionales de combate", etc. El USSTRATCOM es el organismo rector en la coordinación de la guerra moderna.
En enero de 2005, al comienzo del despliegue militar y el posicionamiento contra Irán, el USSTRATCOM fue identificado como "el principal Comando de Combate para la integración y sincronización de esfuerzos en todo el Departamento de Defensa en la lucha contra las armas de destrucción masiva". (Michel Chossudovsky, Nuclear War against Iran, Global Research, 3 de enero 2006).
Esto significa es que la coordinación de un ataque a gran escala sobre Irán, incluyendo diversos escenarios de la escalada dentro y fuera de la más amplia región de Medio Oriente y Asia Central, será coordinada por el USSTRATCOM.

Armas Nucleares Tácticas dirigidas contra Irán
Confirmado por documentos militares, así como declaraciones oficiales, tanto Estados Unidos como Israel contemplan el uso de armas nucleares contra Irán. En 2006, el Comando Estratégico de Estados Unidos (USSTRATCOM) anunció que había alcanzado una capacidad operativa para atacar objetivos en todo el mundo de manera rápida con armas nucleares o convencionales. Este anuncio fue hecho después de la realización de simulacros militares enfocados en un ataque nuclear estadounidense contra un país ficticio. (David Ruppe, Preemptive Nuclear War in a State of Readiness: U.S. Command Declares Global Strike Capability, Global Security Newswire, 02 de diciembre 2005)
Continuidad en relación a la era Bush-Cheney: El Presidente Obama ha respaldado en mayor medida la doctrina del derecho preferente al uso previo de armas nucleares formulada por la administración anterior. Bajo la Revisión de la Postura Nuclear de 2010, la Administración Obama confirmó que "se reserva el derecho a utilizar armas nucleares contra Irán" por su incumplimiento de las exigencias estadounideses sobre su supuesto (inexistente) programa de armas nucleares. (U.S. Nuclear Option on Iran Linked to Israeli Attack Threat - IPS ipsnews.net, 23 de abril de 2010). El gobierno de Obama también ha insinuado que utilizaría armas nucleares en caso de una respuesta iraní a un ataque israelí contra Irán. (Ibid). Israel también ha elaborado sus propios "planes secretos" para bombardear Irán con armas nucleares tácticas:
"Los comandantes militares israelíes creen que los ataques convencionales ya no pueden ser suficiente para aniquilar a las cada vez mejor defendidas instalaciones de enriquecimiento. Varias se han construido por debajo de a lo menos 70 pies de hormigón y roca. Sin embargo, bunker-busters [revienta búnkeres] con bombas nucleares serían utilizadas sólo si un ataque convencional fuese descartado y si los Estados Unidos se negase a intervenir, señalan fuentes experimentadas."(Revealed: Israel plans nuclear strike on Iran - Times Online, 07 de enero 2007)
Las declaraciones de Obama sobre el uso de armas nucleares contra Irán y Corea del Norte son consistentes con la doctrina estadounidense de armas nucleares post 9/11, lo que permite el uso de armas nucleares tácticas en un escenario de guerra convencional.
A través de una campaña de propaganda que ha conseguido el apoyo de científicos nucleares "con autoridad", mini-armas nucleares son mantenidas como instrumento de paz, es decir, como un medio para luchar contra el "terrorismo islámico" e instaurar una "democracia" de estilo occidental en Irán. Las armas nucleares de bajo rendimiento han sido despachadas para uso en el "campo de batalla". Están programadas para ser utilizadas contra Irán y Siria en la siguiente etapa de la "guerra contra el terrorismo", junto a las armas convencionales.
"Funcionarios de la administración argumentan que las armas nucleares de baja potencia son necesarias como un elemento de disuasión creíble contra Estados Rebeldes. [Irán, Siria, Corea del Norte] Su lógica es que las armas nucleares existentes son demasiado destructivas para ser utilizados en una guerra nuclear a gran escala. Los potenciales enemigos tienen en cuenta esto, por lo que no consideran que la amenaza de represalias nucleares sea creíble. Sin embargo, las armas nucleares de bajo rendimiento son menos destructoras, por lo que posiblemente podrían ser utilizadas. Eso las haría más efectivas como elemento de disuasión". (Opponents Surprised By Elimination of Nuke Research Funds Defense News, 29 de Noviembre de 2004)
Las armas nucleares preferidas para ser utilizadas contra Irán son armas nucleares tácticas (Made in America), a saber, bombas revienta-búnkeres con cabezas nucleares (por ejemplo, la B61-11), con una capacidad explosiva de entre un tercio a seis veces la bomba de Hiroshima. La B61-11 es la "versión nuclear" de la "convencional" BLU 113 o Unidad de Bomba Guiada GBU-28. Se puede utilizar casi de la misma forma como bomba revienta búnker convencional. (Ver: Michel Chossudovsky, http://www.globalresearch.ca/articles/CHO112C.html, ver también http://www.thebulletin.org/article_nn.php?art_ofn=jf03norris). Mientras que Estados Unidos no contempla el uso de las armas estratégicas termonuclear contra Irán, el arsenal nuclear de Israel está en mayor compuesto por bombas termonucleares que están desplegadas y podrían utilizarse en una guerra con Irán. Bajo el sistema de misiles israelí Jericho III, con un rango entre los 4.800 km a 6.500 km, todo Irán estaría a su alcance.

Lluvia Radiactiva
El tema de la lluvia y contaminación radioactiva, mientras es casualmente desestimado por los analistas militares de Estados Unidos y la OTAN, sería devastador, afectando potencialmente a una amplia área del Medio Oriente (incluido Israel) y la región de Asia Central.
En una lógica completamente retorcida, las armas nucleares son presentadas como un medio para construir la paz y prevenir “daños colaterales”. El inexistente programa nuclear de Irán es una amenaza para la seguridad mundial, mientras que los de Estados Unidos e Israel son instrumentos de paz "inocuos para la población civil circundante".

"La Madre de Todas las Bombas" (MOAB) programada para ser utilizada contra Irán

De importancia militar en el arsenal de armas convencionales estadounidense es el “arma monstruosa” de 21.500 libras apodada la "madre de todas las bombas". La GBU-43/B o Massive Ordnance Air Blast bomb (MOAB) es calificada "como la más poderosa arma no-nuclear jamás diseñada" con el rendimiento más alto dentro del arsenal convencional estadounidense. La MOAB ya estaba a principios de marzo 2003, antes de ser desplegada en el teatro de guerra de Irak. De acuerdo con fuentes militares estadounidenses, el Estado Mayor Conjunto advirtió al gobierno de Saddam Hussein antes de lanzar la guerra, respecto de la devastación potencial de la MOAB, y que la "madre de todas las bombas", que se contempló utilizarla contra Irak. (Hubo informes no confirmados de que ya fue utilizada en Irak).
El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha confirmado que tiene intención de utilizar la "Madre de Todas las Bombas" (MOAB) contra Irán, señalando el hecho de que la MOAB "es ideal para golpear las instalaciones nucleares profundamente enterradas como Natanz o Qom en Irán" (Jonathan Karl, Is the U.S. Preparing to Bomb Iran? ABC News, 9 de octubre de 2009). La verdad del asunto es que la MOAB, por su capacidad explosiva, daría lugar a bajas civiles muy grandes. Se trata de una "máquina de matar" convencional con una nube de hongo tipo nuclear.
La obtención cuatro MOABs fue encargada en octubre de 2009 al gran costo de 58,4 millones de dólares, (14,6 millones de dólares por cada bomba). Esta cantidad incluye los costes de desarrollo y pruebas, así como la integración de las bombas MOAB en bombarderos B-2 Stealth. (Ibid). Este contrato está directamente relacionado con los preparativos de guerra relacionados con Irán. La notificación estaba contenida en un "memo de reprogramación" de 93 páginas, que incluía las siguientes instrucciones:
"El Departamento tiene una urgente necesidad operacional (UON) para la capacidad de atacar objetivos duros y profundamente enterrados en ambientes de amenaza alta. El MOP [Madre de Todos las Bombas] es el arma de elección para satisfacer las exigencias de la UON [Urgente Necesidad Operacional]." Además, establece que la solicitud es aprobada por el Comando del Pacífico (que tiene la responsabilidad sobre Corea del Norte) y el Comando Central (que tiene la responsabilidad sobre Irán)." (ABC News, op cit, énfasis añadido). Para consultar la solicitud de reprogramación (pdf) haga clic aquí.
El Pentágono está planeando en un proceso de destrucción extensiva de la infraestructura iraní y gran número de víctimas civiles a través del uso combinado de armas nucleares tácticas y monstruosas bombas convencionales con nube de hongo, incluyendo la MOAB y la más grande GBU 57A-/B o Massive Ordnance Penetrator (MOP).
La MOP se describe como "una nueva bomba de gran potencia dirigidas directamente a las instalaciones nucleares subterráneas de Irán y Corea del Norte. La gigantesca bomba - más de 11 personas de pie hombro con hombro [ver imagen] o más de 20 pies de base de la nariz "(Ver Edwin Black, "Super Bunker-Buster Bombs Fast-Tracked for Possible Use Against Iran and North Korea Nuclear Programs", Cutting Edge, 21 de septiembre de 2009)

Estado del Arte de Armamentos: "Guerra hecha posible gracias a las Nuevas Tecnologías"

El proceso de toma de decisiones militares estadounidenses en relación con Irán es sustentado por Star Wars, la militarización del espacio ultraterrestre y la revolución en las comunicaciones y sistemas de información. Teniendo en cuenta los avances en la tecnología militar y el desarrollo de nuevos sistemas de armas, un ataque a Irán podría ser significativamente diferente en términos de combinación de sistemas de armas, en comparación con la Blitzkrieg de marzo de 2003 arrojada contra Irak. La Operación Irán está programada para utilizar los más avanzados sistemas de armas en apoyo de sus ataques aéreos. Con toda probabilidad, nuevos sistemas de armas se pondrán a prueba.
El documento del Proyecto por un Nuevo Siglo Americano de 2000 (PNAC) titulado Rebuilding Américas Defenses, recordó el mandato de los militares estadounidenses en términos de guerras con teatro a gran escala, para ser libradas de manera simultánea en diferentes regiones del mundo:
"Luchar y ganar guerras decisivamente en teatros múltiples y simultáneos".
Esta formulación equivale a una guerra de conquista mundial por una sola superpotencia imperial. El documento del PNAC también solicitó a la transformación de las fuerzas estadounidenses en explotar la "revolución de los asuntos militares", a saber, la aplicación de la "guerra hecha posible a través de las nuevas tecnologías". (Ver Proyecto para un Nuevo Siglo Americano, Rebuilding Americas Defenses, de Washington DC, septiembre 2000, pdf). Esta última consiste en desarrollar y perfeccionar un estado del arte de la máquina de matar mundial sobre la base de un arsenal de nuevas armas sofisticadas, lo que eventualmente reemplazaría a los paradigmas existentes.
"Por lo tanto, es previsible que el proceso de transformación será de hecho un proceso de dos etapas: primero de transición, después de transformación más profunda. El quiebre vendrá cuando una preponderancia de los nuevos sistemas de armas comience a entrar en servicio, tal vez cuando, por ejemplo, los vehículos aéreos no tripulados comiencen a ser tan numerosos como los aviones tripulados. A este respecto, el Pentágono debe ser muy cuidadoso en hacer grandes inversiones en nuevos programas - tanques, aviones, portaaviones, por ejemplo - que comprometerían los paradigmas de guerra actuales de las fuerzas estadounidenses por muchas décadas por venir. (Ibid, énfasis agregado)
La guerra contra el Irán de hecho podría marcar este punto de interrupción crucial, con nuevos sistemas de armas ubicados en el espacio siendo utilizados en vistas a inhabilitar un enemigo que tiene importantes capacidades militares convencionales, entre ellas, más de medio millón de fuerzas terrestres.

Armas Electromagnéticas
Armas electromagnéticas podrían ser utilizadas para desestabilizar los sistemas de comunicaciones de Irán, deshabilitar la generación de energía eléctrica, socavar y desestabilizar comando y control, la infraestructura de gobierno, transporte, energía, etc. Dentro de la misma familia de armas, las técnicas de modificación ambiental (ENMOD) (guerra climática), desarrolladas bajo el programa HAARP, podrían ser utilizadas. (Ver: Michel Chossudovsky, "Owning the Weather" for Military Use, Global Research, 27 de septiembre de 2004). Estos sistemas de armas están en pleno funcionamiento. En este contexto, el documento de la fuerza aérea estadounidense, AF 2025, da cuenta de forma explícita de las aplicaciones militares de las tecnologías de modificación del clima:
"La modificación meteorológica se convertirá en parte de la seguridad doméstica e internacional y podría ser realizada unilateralmente... Podría tener aplicaciones ofensivas y defensivas e incluso ser utilizada para fines de disuasión. La capacidad de generar precipitaciones, niebla y tormentas en tierra o modificar el clima desde el espacio, mejorar las comunicaciones mediante la modificación ionosférica (el uso de espejos ionosféricos), y la producción de climas artificiales, son parte de un conjunto integrado de tecnologías que pueden proporcionar un aumento sustancial de las capacidades estadounidenses para degradar a un adversario, para conseguir expectación mundial, alcance y poder." (Air Force 2025 Final Report, Ver también US Air Force: Weather as a Force Multiplier: Owning the Weather in 2025, AF2025 v3c15-1 | Weather as a Force Multiplier: Owning... | (Ch 1) en www.fas.org).
Radiación electromagnética que permita el "deterioro de la salud a distancia" también está prevista en el teatro de guerra. (Ver Babacek a Mojmir, Electromagnetic and Informational Weapons, Global Research, 06 de agosto 2004). A su vez, nuevos usos de armas biológicas por los militares estadounidenses también están previstos como sugiere el PNAC: "[A]vanzadas formas de guerra biológica que puedan "apuntar" a genotipos específicos pueden transformar la guerra biológica desde el reino del terror hacia una herramienta políticamente útil." (PNAC, op cit., p. 60).

Capacidades Militares de Irán: Misiles de Mediano y Largo Alcance
Irán tiene avanzadas capacidades militares, incluyendo misiles de mediano y largo alcance capaces de alcanzar blancos en Israel y los Estados del Golfo. De ahí la insistencia por la alianza entre Estados Unidos, OTAN e Israel respecto al uso de armas nucleares, que están programadas para ser utilizadas tanto de forma preventiva como en respuesta a un ataque iraní con misiles de represalia.
En noviembre de 2006, las pruebas iraníes de dos misiles de tierra estuvieron marcadas por una planificación precisa en una operación cuidadosamente manejada. De acuerdo con un expertos en misiles estadounidense de alto nivel (citado por Debka), "los iraníes han mostrado una actualizada tecnología de lanzamiento de misiles, que Occidente no había reconocido que tenía." (Ver Michel Chossudovsky, Iran's "Power of Deterrence" Global Research , 5 de noviembre 2006). Israel reconoció que "el Shehab-3, cuyo rango de 2.000 km deja a Israel, Medio Oriente y Europa a su alcance" (Debka, 5 de noviembre 2006)
De acuerdo con Uzi Rubin, ex jefe del programa anti-misiles de Israel, "la intensidad del ejercicio militar fue sin precedentes... Se suponía que debía impresionar - e impresionó." (www.cnsnews.com, 3 de noviembre 2006)
Los ejercicios de 2006, mientras generaron un gran revuelo político en Estados Unidos e Israel, no modifica en modo alguno la resolución de Estados Unidos, la OTAN e Israel de ir contra Irán.
Teherán ha confirmado en varias declaraciones que responderá si es atacado. Israel sería el objetivo inmediato de los ataques de misiles iraníes como ha confirmado el gobierno iraní. La cuestión del sistema de defensa aérea de Israel, es crucial. Instalaciones militares estadounidenses y de sus aliados en los estados del Golfo, Turquía, Arabia Saudita, Afganistán e Irak también podrían ser atacadas por Irán.

Fuerzas Terrestres de Irán
Mientras que Irán está rodeado por bases militares de Estados Unidos y sus aliados, la República Islámica posee importantes capacidades militares. (Ver mapa). Lo que es importante reconocer es el gran tamaño de las fuerzas iraníes en términos de personal (ejército, armada, fuerza aérea) en comparación con las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN ubicadas en Afganistán e Irak.
Enfrentadas a una insurgencia bien organizada, las fuerzas de la coalición están ya saturadas, tanto en Afganistán e Irak. ¿Podrían estas fuerzas hacer frente a las fuerzas iraníes si llegasen a entrar en los actuales campos de batalla en Irak y Afganistán? El potencial del movimiento de resistencia a la ocupación estadounidense y aliada, inevitablemente, se verían afectado.
Las fuerzas terrestres iraníes están en el orden de 700.000 de las cuales 130.000 son soldados profesionales, 220.000 son conscriptos y 350.000 son reservistas. (Ver Ejército de la República Islámica de Irán - Wikipedia). Hay 18.000 en personal para la Marina de Irán y 52.000 en la Fuerza Aérea. Según el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, "la Guardia Revolucionaria tiene un estimado de 125.000 en personal de las cinco ramas: su propia Armada, Fuerza Aérea y Fuerzas Terrestres; y la Fuerza Quds (Fuerzas Especiales)." De acuerdo con el CISS, los fuerza de voluntarios iraníes paramilitares Basij controlado por la Guardia Revolucionaria "tiene un estimado de 90.000 en servicio activo siempre uniformados, 300.000 reservistas, y un total de 11 millones de hombres que pueden movilizarse en caso de que sea necesario" (Fuerzas Armadas de la República Islámica de Irán - Wikipedia). En otras palabras, Irán puede movilizar hasta medio millón de tropas regulares y varios millones de milicianos. Sus fuerzas especiales Quds ya están operando dentro de Iraq.
Desde hace varios años Irán ha estado llevando a cabo sus propios simulacros y ejercicios de guerra. Sus misiles intermedios y de largo alcance están plenamente operativos. Los militares iraníes se encuentran en un buen estado de preparación. Concentraciones de tropas iraníes están a pocos kilómetros de las fronteras iraquíes y afganas, y en la proximidad de Kuwait. La marina iraní se ha desplegado en el Golfo Pérsico y muy próxima a las instalaciones militares de estados unidos y sus aliados en los Emiratos Árabes Unidos.
Vale la pena señalar que en respuesta a la preparación de las fuerzas militares iraníes, Estados Unidos ha estado transfiriendo grandes cantidades de armas a sus aliados no-OTAN en el Golfo Pérsico como Arabia Saudita y Kuwait.
Si bien las armas avanzadas de Irán no están a la altura de las de Estados Unidos y la OTAN, las fuerzas iraníes estarían en condiciones de infligir grandes pérdidas a las fuerzas de la coalición en un escenario de guerra convencional, sobre el terreno en Irak o Afganistán. Tropas terrestres iraníes y tanques cruzaron en diciembre de 2009 la frontera hacia Irak sin ser confrontadas o desafiadas por las fuerzas aliadas y ocuparon un territorio en disputa en el campo petrólero de Maysan Este.
Incluso en el caso de una efectiva Blitzkrieg, que apunte a las instalaciones militares de Irán, sus sistemas de comunicaciones, etc. a través de un bombardeo aéreo masivo, utilizando misiles de crucero, bombas revienta-búnkeres convencionales y armas nucleares tácticas, una guerra con Irán, una vez iniciada, pueda desembocar en una guerra terrestre. Esto es algo que los planificadores militares estadounidenses han sin duda reflejado en sus escenarios de guerra simulada.
Una operación de ese tipo se traduciría en importantes bajas militares y civiles, sobre todo si se utilizan armas nucleares.
El presupuesto ampliado de la guerra en Afganistán que se está debatiendo en el Congreso estadounidense también está destinado a ser utilizado en la eventualidad de un ataque contra Irán.
Dentro de un escenario de escalada, las tropas iraníes podrían cruzar la frontera hacia Irak y Afganistán.
A su vez, la escalada militar con armas nucleares podría llevarnos a un escenario de Tercera Guerra Mundial, que se extiende más allá de la región de Medio Oriente y Asia Central.
En un sentido muy real, este proyecto militar, que estado en el tablero de diseño del Pentágono por más de cinco años, amenaza el futuro de la humanidad.
Nuestro enfoque en este ensayo se ha centrado en los preparativos de guerra. El hecho de que los preparativos de guerra se encuentran en un estado avanzado de preparación no implica que estos planes de guerra se lleven a cabo.
La alianza de Estados Unidos, la OTAN, e Israel es consciente de que el enemigo tiene importantes capacidades para responder y tomar represalias. Este factor en sí mismo ha sido crucial en los últimos cinco años en la decisión de Estados Unidos y sus aliados de aplazar un ataque contra Irán.
Otro factor crucial es la estructura de las alianzas militares. Mientras que la OTAN se ha convertido en una fuerza formidable, la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), que constituye una alianza entre Rusia y China y una serie de ex repúblicas soviéticas se ha debilitado significativamente.
Las presentes amenazas militares de Estados Unidos contra China y Rusia tienen por objeto debilitar a la OCS y desalentar cualquier forma de acción militar por parte de los aliados de Irán en caso de un ataque de Estados Unidos, la OTAN e Israel.
¿Cuáles son las fuerzas compensatorias que podrían impedir esta guerra se produzca? Hay numerosas fuerzas trabajando dentro del aparato de Estado, el Congreso de los Estados Unidos, el Pentágono y la OTAN.

La fuerza central para prevenir que ocurra una guerra proviene en última instancia de la base de la sociedad, y requiere de una acción enérgica contra la guerra por cientos de millones de personas de todo el país, nacional e internacionalmente.
La gente tiene que movilizarse no sólo en contra de esta agenda militar diabólica, la autoridad del Estado y sus funcionarios debe también ser cuestionada.Esta guerra se puede prevenir si la gente enfrenta con fuerza a sus gobiernos, presiona a sus representantes electos, se organiza a nivel local en ciudades, pueblos y municipios, corre la voz, informa a sus conciudadanos sobre las consecuencias de una guerra nuclear, inicia el debate y la discusión dentro de las fuerzas armadas.La convocatoria a manifestaciones masivas y protestas contra la guerra no es suficiente. Lo que se requiere es el desarrollo de una red de base amplia y bien organizada contra la guerra que ponga a prueba las estructuras de poder y autoridad.
Lo que se necesita es un masivo movimiento de personas que con fuerza desafíe la legitimidad de la guerra, un movimiento popular global que tipifique la guerra como delito.

Nota del Autor: Estimados lectores de Global Research, rogamos que envíe este texto a lo largo y ancho a amigos y familiares, en foros de Internet, en su lugar de trabajo, en su vecindario, a nivel nacional e internacional, con miras a revertir la marea de la guerra. ¡Difunda la Palabra!
Share:

Juan 6: 68-69

Juan 6: 68-69