Vete de compras y paga por la cara, es la hora del reconocimiento facial







La comunicación inalámbrica de corto alcance NFC, está considerada por muchos expertos como el sistema de pago del futuro. Gracias a esta tecnología basta con acercar nuestro dispositivo móvil a otro receptor para transmitir una gran variedad de datos, como por ejemplo pagar nuestras compras. Pero, ¿y si no hiciese falta ni tan siquiera tener un smartphone en el bolsillo para hacerlo?
Uniqul es una compañía finlandesa que acaba de lanzar al mercado un sistema de pago basado en el reconocimiento facial. En lugar de utilizar una tarjeta de crédito o efectivo, el nuevo sistema utiliza un software vinculado a nuestra cuenta bancaria que permite pagar tan solo mirando a una cámara. De esta forma, el cliente tan solo tendrá que esperar a que la máquina reconozca sus rasgos.
El proceso tarda en completarse 5 segundos (según la compañía, actualmente se tarda alrededor de 30 segundos), y finaliza pulsando un botón de OK, lo que permite no solo realizar compras de forma más rápida, sino además quitarse tarjetas y monedas de encima.
Para ello, los clientes tendrán que registrarse previamente en Uniqul y hacerse una foto en los establecimientos asociados para vincular su nueva cuenta de reconocimiento facial a la bancaria o, si lo prefieren, la cuenta de PayPal.
¿Un sistema de pago seguro?
A pesar de que el envío de la información de pago es el mismo que el de una tarjeta, la tecnología basada en el reconocimiento facial suscita algunas dudas entre los expertos.
Fernando de la Cuadra, director de Educación de Eset España, ha explicado aTeknautas que "el reconocimiento facial es similar a la tecnología que reconoce la huella dactilar. Su nivel de seguridad dependerá del número de características que sea capaz de registrar y almacenar. Cuantos más datos se recojan, mejor. Pero si no son suficientes no será fiable".
"Existen casos en los que un cliente ha sufrido un pequeño corte en el dedo y se ha tenido que volver a registrar en los modelos de pago por huella dactilar. ¿Qué pasa si te dejas barba o durante un tiempo cambia mucho tu aspecto?", se ha preguntado de la Cuadra.
Vicente Díaz, analista senior de malware de Kaspersky Lab, ha añadido que "las contraseñas son un sistema muy débil en cuanto a seguridad. El único motivo por el que se siguen utilizando es porque no se ha obtenido el éxito esperado con otros métodos ya que implican una peor usabilidad".
La biometría debería poder ayudar y no implicaría ningún problema de usabilidad porque siempre llevaríamos encima los datos necesarios para acceder, en este caso mediante nuestro cuerpo
"La biometría debería ayudar y no conlleva ningún problema de usabilidad porque siempre llevamos encima los datos necesarios. El reconocimiento facial es una opción más que se ha visto muy desarrollada en estos últimos años con grandes avances", ha añadido.
Respecto al hecho de asociar esta tecnología a una cuenta bancaria, el director de Educación de Eset no ve un peligro añadido. "No es más peligroso que lo que se está haciendo actualmente. La gente tiene prácticamente todo asociado a su banco. Vamos a un restaurante, entregamos nuestra tarjeta de crédito al camarero y la perdemos de vista. Más arriesgado que eso no hay nada. Que ahora tengan tu cara no creo que cambie mucho", ha explicado de la Cuadra.
Mejor de perfil que de frente
¿Y qué sucede si a la cámara le colocas de frente una foto del usuario? Dependiendo de la tecnología, existen casos en los que se ha logrado engañar a una máquina a partir de una simple instantánea de frente del usuario.
"Hay aplicaciones de reconocimiento facial que te piden que te pongas un poco de lado, ya que de esta forma es más complicado engañarlas", ha explicado al respecto Aristóteles Cañero, Decano del Colegio de Ingenieros de Telecomunicación de Valencia.
Lo que es indudable es que esta tecnología está muy avanzada. Google es una de las compañías que más están apostando por ella con su herramienta Picasa, que es capaz de reconocer a personas, e incluso con sus coches que utilizan el reconocimiento visual de patrones. Pero al mismo tiempo, aún suscita muchas dudas.
La startup espera lanzar su nuevo sistema en Helsinki. De tener éxito, es probable que cada vez más se vaya extendiendo por el resto de países. Aunque, si no se fían del reconocimiento facial siempre pueden implantarse un chip RFID de forma subcutánea..
.
Share:

Juan 6: 68-69

Juan 6: 68-69