Holanda arma una réplica del Arca de Noé

 Holanda arma una réplica del Arca de Noé La embarcación fue diseñada para poder sobrevivir a otro diluvio universal, una catástrofe que su creador presiente
 Holanda arma una réplica del Arca de Noé
 Holanda arma una réplica del Arca de Noé arcofnoah.org Con la inauguración oficial de esta réplica del 'Arca de Noé', construida por el holandés Johan Hubiers en la ciudad de Dordrecht, la realidad parece que vuelve a superar a la ficción, ya que la embarcación presenta todas las características que cita la Biblia. El coloso de madera mide trescientos 'codos' de longitud (unos 13 metros y medio), cincuenta de ancho (2,2 metros) y treinta de altura (1,3 metros). A bordo cuenta con reservas de agua potable y alimentos, incluidas frutas y verduras suficientes para una larga travesía. La muestra incluso incluye figuras a escala real de los animales que poblaron el arca. La única diferencia con la estructura que se describe en el Antiguo Testamento es que la obra fue armada en su totalidad con madera de pino sueco y el original se hizo con ciprés. La historia de este arca empezó en 1992, cuando Huibers soñó con una inundación: “vi cómo Holanda desaparecía precipitadamente debajo de una enorme masa de agua”. Nada más ver este sueño tan profético, el hombre compró un libro sobre el Arca de Noé y decidió crear una copia exacta del barco de salvamento. En 2005 empezó a construir un pequeño arca, y cuando lo acabó un comerciante se lo compró para un parque de diversiones de temática bíblica. Tres años después Huibers se decidió a crear otra copia diez veces mayor que la anterior, a imagen y semejanza del Arca de Noé. Hubiers soñaba con estrenarla en las aguas del Río Támesis durante los Juegos Olímpicos de Londres, pero arrojó la idea por la borda debido a que la embarcación no cumple con los estándares modernos en cuanto a la seguridad de los pasajeros.
Share:

Juan 6: 68-69

Juan 6: 68-69