¿Puede un cristiano practicar Yoga o Karate?

yoga KARATE

Muchos cristianos se preguntan si es bueno que se practique el yoga o el Karate.
R= No es recomendable para un cristiano ni para sus hijos la práctica del yoga y del karate porque ambas practicas comparten ideas que son de una falsa religión y que contradicen a la Santa Palabra de Dios.
  1. El Yoga comparte el panteísmo= que todo es Dios, cuando en el cristianismo sabemos que solamente hay un Dios verdadero.                Juan 17:3  Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.
El Yoga se enfoca en la armonía entre la mente y el cuerpo. Deriva su filosofía de las creencias metafísicas hindúes. La palabra Yoga proviene del idioma sánscrito y significa unión o fusión. El propósito supremo de esta filosofía es equilibrar la mente y el cuerpo y lograr la auto-iluminación. Para lograrlo, el Yoga utiliza movimientos, respiración, posturas, relajación, y meditación, a fin de establecer una metodología de vida saludable, vívida y equilibrada.
  1. El Karate muchas veces proviene que doctrinas ocultistas que son contrarias  a la palabra de Dios.
Creo que como cristianos debemos cuidarnos y enfocarnos solamente en Cristo y su sana doctrina, el yoga al igual que el Karate se enfoca en ti mismo y tratan de buscar al Dios que está en ti, en el cristianismo eso no es bíblico y por tanto no debemos de participar en esas prácticas.
Si lo que quieren es hacer ejercicio es recomendable hacerlo de otra manera con otros deportes que no comparten creencias ocultistas o de otras religiones que niegan la verdadera doctrina.
Efesios 5:11  Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas; 
“Examinad todo; retened lo bueno. Absteneos de toda especie de mal” (1 Ts. 5:21,22).
2Jn 1:9  Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo.
2Jn 1:10  Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido!
2Jn 1:11  Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras.
Como cristianos debemos de examinar todo y hacer todo para la gloria de Dios.
Hemos nacido de nuevo por la Palabra de Dios que vive y permanece. Esta Palabra es el evangelio de Jesucristo crucificado y resucitado. No seamos presas de otro evangelio. No hay otro evangelio, y no hay otro camino hacia Dios, o hacia el bienestar supremo, el único camino es escuchar, comprender, obedecer y creer las buenas nuevas de Dios.



http://www.4christ.es/yogaykarate/
Claudia F.
Share:

Juan 6: 68-69

Juan 6: 68-69